Almacenar CO₂ en el subsuelo puede ser menos eficiente de lo creído

La estrategia conocida como “Secuestro de carbono” resulta prometedora como forma bastante expeditiva para mitigar a corto plazo el problema de la creciente concentración de CO₂ en la atmósfera, pero todavía hay muchas dudas con respecto a la seguridad y la eficacia de esta técnica.

(Foto: Flickr de Ian Britton).

(Foto: Flickr de Ian Britton).

Capturar dióxido de carbono (CO₂) y almacenarlo en el subsuelo mediante procesos artificiales de inyección es una estrategia relativamente nueva conocida como secuestro de carbono. Al aprisionar al CO₂ en un medio en el que se supone que permanecerá inmovilizado, se evita así que acabe en la atmósfera y refuerce el efecto invernadero culpable del calentamiento global.

Según la web NCYT, la estrategia resulta prometedora como forma bastante expeditiva para mitigar a corto plazo el problema de la creciente concentración de CO₂ en la atmósfera, pero todavía hay muchas dudas con respecto a la seguridad y la eficacia de esta técnica, por lo que existe en la comunidad científica y en la opinión pública un debate muy acalorado sobre el tema.

LEA LA NOTICIA AQUÍ

Esta nota sintetiza una información de otros medios de comunicación y tiene como objetivo facilitar la labor de los periodistas y líderes de opinión de América Latina en la cobertura del cambio climático. Se sugiere acceder al medio desde el cual se reproduce la noticia para verificar los permisos de uso.

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations