Blog: Agua y educación, cómo llegar a la ciudadanía

Hablar sobre agua y cambio climático en la actualidad se convierte en un desafío: llegar a la población es el más difícil. Pero la educación se convierte en una herramienta para alcanzar a los ciudadanos los mensajes acertados

Por Patricio Roulier Pazos – TUNZA – @PatricioRP

Así como humedecemos con agua  una semilla para que crezca, solo bastan crayolas, unos papeles y mucha creatividad para trabajar en el aula con los niños y jóvenes para formar conocimiento sobre la cultura del agua y su categoría como elemento para crear una vida saludable en la Tierra.

Pero, ¿Por qué educar sobre el cuidado del agua?

Hace unos días Conexión COP presentó un informe que muestra el nexo entre el agua y el cambio climático, las zonas rurales y la escasez de agua en la región. El informe desarrollado por el Banco Interamericano de Desarrollo muestra que en diversas zonas de América Latina la población aún no tiene acceso a este derecho. Esta es una razón por la que educar en temas de agua y cambio climático es crucial para una vida en la tierra.

Reportaje: Los desafíos de América Latina frente a la escasez de agua en las zonas rurales

No hace falta decir que el agua es un elemento vital para todos los seres vivos; tampoco hace falta decir que si no se usa agua para asearse, los microorganismos presentes en el cuerpo pueden causar problemas de salud. No es necesario demostrar que si no bebemos agua nuestros órganos comienzan a funcionar irregularmente. Pero lo que si es necesario  decir, es que el agua potable y apta para el consumo humano es un recurso escaso que solo forma parte del 2,5% del planeta.

En el rol como educador en cultura del agua en las escuelas, al brindar un taller sobre la cultura del agua, los acuíferos y su relación con el cambio climático, puedo afirmar que los niños dejan volar su creatividad y conceden respuestas como la siguiente: “Cuando se acabe el agua dulce, traemos el agua de mar, es muy fácil”. En su inocencia no tienen en cuentan los enormes costos económicos y ambientales que esto acarrea para la sociedad, pero cuando se comentan las predicciones del IPCC que para el 2030 los glaciares de menos de 5000 metros de altura se convertirán en líquido, no ven tan fácil la situación.

Educar con ejemplos que preocupan por lo que vendrá no es una solución al problema de la educación en la cultura del agua, pero a veces es una herramienta para dar a conocer una problemática que nos afecta de cerca y a corto plazo. Son ejemplos que nos dejan pensando dos veces las soluciones a la falta de agua dulce, no solo en un futuro sino en la actualidad en las comunidades que aún no acceden a una red corriente de agua potable.

¿Cómo educar en la esfera de la cultura del agua?

  • Somos los jóvenes quienes llegamos a los jóvenes y niños. Iniciativas como TUNZA, son aquellas que propician las herramientas y los vínculos juveniles para dar respuesta a la educación para la ciudadanía.
  • Siempre es importante mostrar hechos: son la mejor forma en que los niños y jóvenes pueden aprender, viviendo la experiencia. Trabajar con pequeñas cantidades de agua (para luego reutilizarla) y realizar actividades de trabajo de campo es la mejor opción.
  • La teoría y los dibujos no pasan de moda: mostrar como el cambio climático nos afecta y como está vinculado a la problemática de este recurso vital es sencillo si los aprendices lo ven en un diseño visual y gráfico.
  • Videos y audios: el video y el audio son recursos que apelan a una parte especial de la memoria y muchas personas tienden a recordar más si lo ven y lo escuchan.
  • Trabajar con los docentes: la educación transversal en cada una de las asignaturas escolares, es primordial en la educación ambiental. Todo forma parte de un todo.

Cambio climático y agua

El clima es uno de los factores que propicia la vida en la tierra. Si la temperatura continúa aumentando, los océanos corren riesgo de acidificarse, especies de peces podrían morir así como especies de algas. También  si aumentara su nivel, la proporción de tierra se vería disminuida. El cambio climático propicia condiciones para la sequía y las inundaciones severas en diversas partes del territorio de un país. La biodiversidad depende del agua, si esta se ve afectada por el clima, la biodiversidad también. La relación del cambio climático y el agua es aquella de un mundo de cadenas, así como aprendimos el ciclo de la cadena trófica donde unos se comen a otros, el cambio climático afecta a los ecosistemas y estos afectan a sus más cercanos.

Las consecuencias del cambio climático y su interacción con el agua se viven desde hoy, no tenemos que esperar a 2030 para que los hielos comiencen a fundirse y los problemas sean de mayor magnitud. Actuar desde la prevención y la proactividad siempre ha sido una buena carta que jugar.

Entonces, ¿Cuál es la respuesta a la educación en agua y cambio climático? Hacer una bola de nieve donde la educación a niños y jóvenes sea el vehículo para educar y sociabilizar la problemática en la ciudadanía

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations