COP20: Los diez “campanazos” de la conferencia según Manuel Pulgar-Vidal

El funcionario explica que con la aprobación del texto “Llamado de Lima para la Acción Climática” se cerró la COP20 de Lima, en medio de la aprobación unánime y aclamación de las 195 Partes. Este llamado resuena al compás de diez campanazos que marcan la ruta hacia la COP21 en París.

(Foto: Flickr COP20).

(Foto: Flickr COP20).

A continuación reproducimos íntegramente el artículo que el presidente de la COP20 y ministro peruano del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, publicó el fin de semana en el diario El Comercio. El texto fue colgado en la web de la COP20 y puede leerse aquí.

Con la aprobación del texto “Llamado de Lima para la Acción Climática” se cerró la COP20 de Lima, en medio de la  unánime aclamación de los Estados Parte. Este llamado resuena al compás de diez campanazos que marcan la ruta hacia la COP21 en París.

1. El Llamado de Lima contiene los elementos que harán posible un acuerdo climático en el 2015 en París. De esta forma, se ha cumplido el mandato que tenía la COP20 de Lima y se le ha otorgado viabilidad, seguridad y solidez al proceso que llevará al acuerdo final, dando esperanza de soluciones reales para el planeta.

2. Durante la COP20 de Lima se aprobó, por primera vez en la historia, establecer que todos los países, sin excepción, tengan que brindar información acerca de sus Contribuciones Nacionales durante el 2015 a la Secretaría de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Esto, que será también incluido en el acuerdo de París del próximo año, permitirá que la Secretaría reciba información sobre las acciones seguidas por cada país en lo que toca a la mitigación (reducción de emisiones y aumento de sumideros de carbono) y a la adaptación (reducción de la vulnerabilidad frente a los impactos del cambio climático). Así, la Secretaría podrá, desde el análisis integral, determinar el nivel de ambición que el mundo requiere incrementar para evitar que la temperatura promedio del planeta aumente más de 1.5° o 2°C. Este aumento límite es el que se ha acordado a nivel científico que requerimos para no generar alteraciones irreversibles en el clima del mundo. 

3. El Llamado de Lima también aprobó un mecanismo de evaluación de las Contribuciones Nacionales. A través de la elaboración de un reporte síntesis se podrán determinar los efectos agregados del conjunto de acciones de mitigación y adaptación de todos los países Adicionalmente, se legitimó el principio de “no retroceso”, que asegurará que las contribuciones sean cada vez más ambiciosas.

4. Asimismo, debemos celebrar los avances obtenidos en los mecanismos de financiamiento necesarios para combatir el cambio climático. Se consolidó, con fondos públicos provenientes de países desarrollados y en vías de desarrollo, la capitalización inicial del Fondo Verde para el Clima, el cual superó la meta de los US$10 mil millones. Se prevé que este Fondo –que empezará a desembolsar recursos hacia finales del 2015- sea el principal mecanismo de financiamiento multilateral para apoyar acciones contra el cambio climático a gran escala en los países en desarrollo. Por otro lado, gracias a un aporte total de US$ 65 millones, el Fondo de Adaptación, creado en el 2001, continuará sus operaciones financiando proyectos de adaptación de mediano alcance. 

DE CONEXIÓNCOP: Los últimos países que han contribuido al Fondo Verde para el Clima

5. Se consolidó la importancia de los Planes Nacionales de Adaptación. Estos instrumentos de política pública guiarán los esfuerzos nacionales de adaptación, tanto para su elaboración, su implementación, y el acceso a recursos para su financiamiento. 

6. Por otro lado, respondiendo al llamado de los Estados más vulnerables frente al cambio climático, se reconoció expresamente el mecanismo de Pérdidas y Daños. Este busca apoyar a los países para que puedan afrontar los impactos irreparables del cambio climático allí donde los mecanismos de adaptación no son suficientes; por ejemplo, en los casos de daños ocasionados por el aumento del nivel del mar.  

7. Otro punto a resaltar es que el Llamado de Lima enfoca el acuerdo del 2015 bajo el principio fundamental de “Responsabilidades Comunes pero Diferenciadas” y “Respectivas Capacidades”. Este concepto reconoce la naturaleza evolutiva de las responsabilidades y capacidades de cada país hacia su compromiso con las soluciones al cambio climático, pieza clave de cara a París que allana el camino en un tema que antes no había podido ser resuelto.

8. Además, se consolidó el objetivo de incrementar la ambición climática –es decir, las inversiones y la cooperación para proyectos en temas de,  por ejemplo, eficiencia energética, energías renovables, manejo sostenible de la tierra y agricultura sostenible- antes del 2020, año en que entrará en vigor el acuerdo que se logre en París.  Esto se logrará a través de mecanismos concretos, como reuniones técnicas de expertos, diseminación de información e identificación de los beneficios que traen las diferentes acciones de lucha contra el cambio climático.

9. La COP20 aprobó también el Programa de Trabajo de Lima sobre Género, que reconoce la importancia de la mujer en el debate climático y establece un programa de trabajo de dos años para promover el balance de género y alcanzar políticas climáticas con enfoque de género, desarrolladas con el propósito de guiar la participación efectiva de las mujeres en los órganos establecidos en el marco de la Convención. De otro lado, se estableció de manera expresa la importancia de las cuestiones relativas a la salud, lo cual mereció el agradecimiento de la Organización Mundial para la Salud (OMS). 

10. Finalmente, Lima logró que los gobiernos del Perú y de Francia, así como las Naciones Unidas, lanzaran la Agenda de Acción Lima-París. Esta garantizará -a través del reconocimiento, el apoyo técnico y la generación de espacios de discusión- que se fortalezca y reconozca el aporte de los actores no estatales en el debate climático.

A todos estos logros se suma el reconocimiento mundial por la impecable organización, la seguridad y la hospitalidad de la que gozaron los 14 mil visitantes extranjeros en los más de 12 días que duró el evento. En nuestro país, además, el espacio Voces por el Clima, que recibió más de 90 mil visitantes, abrió para el público un punto de información y de toma de conciencia sobre el cambio climático. Tanto la COP20 como Voces por el Clima organizaron 800 eventos paralelos de discusión, debate, conocimiento y ambición climática.

Lima ha sido una fiesta. Una muestra del Perú enfocando hacia el mundo. Su éxito es un reflejo de la capacidad de los peruanos de generar la atmósfera necesaria para ello y para que todos los países revelen la voluntad de lograr el consenso requerido para que la fiesta de Lima continúe hasta París, beneficiando  al mundo entero. 

Esta nota sintetiza una información de otros medios de comunicación y tiene como objetivo facilitar la labor de los periodistas y líderes de opinión de América Latina en la cobertura del cambio climático. Se sugiere acceder al medio desde el cual se reproduce la noticia para verificar los permisos de uso.

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations