Cuidar los recursos hídricos es tarea de todos

Hay que entender que cuando hablamos del futuro de las lluvias y los recursos hídricos en el contexto de cambio climático debemos hacer frente a incertidumbres. En ese contexto, la población debe ser consciente que el recurso hídrico es un bien escaso y vital. Además, se debe tener en cuenta que la población de Lima y de las principales ciudades de la costa peruana se incrementará en el futuro.

(Foto: peru.com)


Melissa Capcha Eulogio – @MelissaCapcha
Ingeniera Ambiental 

Eventos como los ocurridos en marzo del 2017 nos hacen reflexionar sobre la dimensión del problema hídrico que afrontamos en la Lima.

Luego de los efectos de El Niño costero, bautizado con este nombre por las autoridades de la Comisión Multisectorial Encargada del Estudio del Fenómeno de El Niño costero (ENFEN), nos damos cuenta lo vulnerables que estamos frente a episodios de variabilidad climática en el Perú y principalmente en Lima.

Según información del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (SENAMHI), en Lima y Callao se encuentran ubicados en una zona de estrés hídrico, es decir, con escasa precipitación pluvial, cerca de 9 mm anual y una temperatura promedio de alrededor 20 °C grados centígrados, siendo la principal fuente de abastecimiento el río Rímac, cuyo caudal resulta insuficiente, por lo que para atender la creciente demanda poblacional.

Aquí, se comparte un análisis realizado para el Estudio de Riesgos Hídricos y Vulnerabilidad del Sector Privado en Lima Metropolitana y Callao en un contexto de Cambio Climático hecho por AQUAFONDO.
Si se compara la reserva per cápita entre algunas de las capitales de Latinoamérica, Lima es la ciudad que cuenta con menos reservas de agua per cápita en comparación con Sao Paulo, México D.F., Buenos Aires, Bogotá y Santiago. Asimismo, si comparamos los valores de precipitación, en Lima se percibe 50 veces menos de la precipitación que se percibe en Santiago de Chile, este valor hace referencia al estrés hídrico en que vivimos, dada la demanda poblacional actual.

Reservas de agua per cápita capitales de Latinoamérica

(Fuente: AQUAFONDO (2016))


¿Cómo impactó del Niño Costero en relación a la disponibilidad hídrica en Lima?

SEDAPAL informó en su momento que debido a la fuerte carga de sedimentos producto de la caída de 23 huaycos del 16 al 18 de marzo, produjo que la turbidez del agua se elevara 10 veces más a lo habitual, además que la corriente de agua trasladaba residuos sólidos como palos y piedras, lo cual imposibilitó la captación y potabilización del agua, obligando a SEDAPAL a restringir el servicio en 27 distritos de la capital.

Preguntamos al Dr. Jhan Carlo Espinoza, Investigador científico principal del Instituto Geofísico del Perú (IGP), él explica que el principal efecto de El Niño costero sobre la disponibilidad hídrica en la cuenca del Río Rímac fueron que las lluvias producidas por este fenómeno en la parte media y alta del río Rímac produjeron fuertes episodios de erosión y deslizamientos. Esto incrementó considerablemente los sedimentos transportados por el río. El exceso de turbiedad del agua produjo problemas para su captación y tratamiento.

En el gráfico a continuación se hace un análisis de los valores del promedio histórico de caudal del río Rímac para los años 1966 y 2015 comparados al promedio de los años 2015 y 2016, presentado en el Informe Memoria Anual 2016 por SEDAPAL.

Para los años analizados se observan valores de caudal de 38 m3/s y 48 m3/s, es interesante dado que en marzo de este año SENAMHI presentó datos de caudal del río Rímac, registrados en la Estación Chosica, a través del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), en plena emergencia producto del Niño Costero en los que se observaron valores de 94.8 m3/s y 88.12 m3/s durante los días 17 y 18 de marzo, valores catalogados como cercanos a un nivel crítico, situación que fue normalizándose con el pasar de los días, para el 23 de marzo ya se encontraban valores entre 40 m3/s y 50 m3/s.

Histograma del Caudal del Río Rímac (m3/s)

(Fuente: Memoria Anual 2016 – SEDAPAL)

A continuación, se comparte un análisis de los efectos que dejó el evento El Niño costero desde el 14 enero del 2017 hasta el 22 de marzo del 2017 en el país en general y específico para Lima región en base a los datos del Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) presentados en los boletines de la COEN. El porcentaje de afectados en Lima región representa el 2% al de todo el Perú, mientras que las cifras de damnificados es aproximadamente el 5% del total.

Asimismo, resaltar que el 18 de marzo debido a la crecida del caudal del río Rímac se desenlazaron huaycos a lo largo de distintos distritos como Lurigancho, Pucusana, Chaclacayo y San Juan de Lurigancho lo cual se refleja en los resultados presentados.

 

Efectos del Niño Costero al 22 de marzo del 2017

(-) No se registraron datos para esa fecha.
(Fuente: Boletines informativos de la COEN 2017)

Si bien es cierto, El Niño Costero está asociado a la variabilidad climática, ¿Cuáles serían los efectos que sufriríamos con respecto al acceso al agua en Lima en un contexto de cambio climático?

El Dr. Espinoza Investigador del Instituto Geofísico del Perú (IGP) quien hace poco fue nombrado editor revisor del próximo reporte especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) nos menciona que el Niño costero es uno de los modos de variabilidad que afectan las lluvias en el Perú, pero no es el único. Aún existen fuertes incertidumbres para saber cómo será la evolución de El Niño costero en un contexto de cambio climático. Sin embargo, recientes estudios sugieren que los impactos de El Niño y La Niña podrían ser más intensos en el futuro. Los esfuerzos del IGP y de la comunidad científica nacional están enfocados en entender mejor estos procesos.

Por otro lado, una parte importante de las lluvias que precipitan en la cuenca del Rímac provienen de los denominados trasvases atmosféricos: flujos de humedad que son transportados por los vientos desde la región amazónica hasta los Andes. La humedad de estos procesos de trasvase es alimentada por la evapotranspiración del bosque Amazónico, que es el bosque tropical más grande del planeta.

Diferentes estudios científicos, algunos conducidos por el IGP, han mostrado que la región amazónica viene sufriendo de un proceso de transición biofísica. Hemos documentado por ejemplo que existe menos lluvia en la Amazonía desde los años 1970, mientras que hay un aumento de los días sin lluvia. Estos procesos vienen afectando el estado del bosque amazónico al punto que hoy en día se habla de un proceso de sabanización del bosque amazónico’ que consiste en un remplazo del bosque tropical por el ecosistema de sabana o bosque estacionario.

Este escenario representa un alto riesgo, no solo para los recursos hídricos en la Amazonía sino también en la región Andina y en las lluvias de las cuencas de la vertiente del Pacífico, como es el caso del río Rímac. En efecto, la humedad transportada mediante los procesos de trasvase se vería disminuida bajo un escenario de sabanización del bosque Amazónico.

Asimismo, hizo mención que la población debería ir preparándose para enfrentar estos cambios que a futuro van a ser más prominentes. Hay que entender que cuando hablamos del futuro de las lluvias y los recursos hídricos en el contexto de cambio climático debemos hacer frente a incertidumbres. A pesar de ello, diferentes estudios científicos sugieren que el escenario más probable sería una disminución de las lluvias en la región Andina. A esto se debe sumar las evidencias de retroceso glaciar, lo que afectaría el recurso hídrico de cuencas altoandinas que presentan alta cobertura glaciar.

En ese contexto, la población debe ser consciente que el recurso hídrico es un bien escaso y vital. Además, se debe tener en cuenta que la población de Lima y de las principales ciudades de la costa peruana se incrementará en el futuro.

(Foto: Radio Nacional) Reducción servicio del agua potable.

A opinión personal, situaciones como las que pasamos durante el evento de El Niño Costero nos lleva a ser más conscientes con el uso racional del agua, acciones como las de, reducir el consumo de agua, reducir el número de duchas, reusar el agua de nuestras duchas para su uso en los baños o de implementar nuevas técnicas para el lavado de ropa y utensilios en casa y centros de labores han demostrado que somos capaces de amoldarnos a las circunstancias de crisis hídrica y entonces ¿Por qué no lo aplicamos en nuestro día a día?

 

 

Sobre la autora: Melissa Capcha Eulogio tiene 30 años, es ingeniera ambiental peruana, consultora en sostenibilidad y cambio climático y con emprendimientos en temas de educación para el desarrollo sostenible.

Este artículo ha sido concebido para ser usado libremente y su reproducción está autorizada. Los contenidos publicados en el portal ConexiónCOP son seleccionados según un criterio exclusivamente periodístico y no representan la opinión de las instituciones involucradas. Algunas imágenes y vídeos usados en los artículos pertenecen a otras entidades y están protegidas por sus normas específicas. Agradeceremos que, en la medida de lo posible, citen a ConexiónCOP como fuente de información.

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations