El alce salvaje, el animal que se beneficia del cambio climático

Un equipo de investigación determinó que el cambio de suerte de los alces en las regiones gélidas se debe a razones climáticas y no a la caza, como se pensaba hasta ahora.

A principio del siglo XX, los alces estaban en serios problemas para sobrevivir. Con inviernos largos y capas gruesas de nieve cubriendo los arbustos, el número de estos animales iba en descenso en Alaska.

Ahora, con el aumento de temperatura global y los veranos más largos registrados en los últimos años, estos mamíferos habitantes de los bosques nórdicos están conquistando grandes extensiones de la tundra en Alaska.

Según un estudio publicado recientemente en la revista Plos One, el cambio climático ha producido un aceleramiento en el crecimiento de las plantas que los alces consumen en invierno.

Y desde 2009, estas criaturas grandes y pesadas se han esparcido por cientos de kilómetros, hacia el norte y oeste, allí donde los arbustos están creciendo.

Lea la noticia aquí

Esta nota sintetiza una información de otros medios de comunicación y tiene como objetivo facilitar la labor de los periodistas y líderes de opinión de América Latina en la cobertura del cambio climático. Se sugiere acceder al medio desde el cual se reproduce la noticia para verificar los permisos de uso.

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio El radar de agosto El radar de setiembre El radar de octubre

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations