Estos son los dramáticos récords que dejó tras de sí el cambio climático en 2016

El año pasado la Tierra vivió su año más cálido desde que hay registros, pero los seres humanos no solo logramos batir este triste hito.

(Foto: Flickr Paolo Mutti)

El 2016 se convirtió en un año de récords. Y no justamente del tipo que se celebran con medallas y podios, sino con vergüenza y tristeza, de los que se combaten con trabajo, esfuerzo y responsabilidad. El año pasado, la Tierra vivió su año más cálido desde que hay registros. A su vez, nuestro planeta entró en una nueva era climática como consecuencia de la acumulación en la atmósfera de gases de efecto invernadero, superando definitivamente la barrera de las 400 partes por millón de dióxido de carbono por primera vez en casi 1 millón de años.

Estos fueron los registros más conocidos y difundidos, pero no nos quedamos ahí. Más cifras estratosféricas relacionadas con el cambio climático marcaron sus topes el año pasado. Alguno de estos registros fueron recogidos en el informe anual State of the Climate, recogido en el American Meteorological Society.

Menos frío del esperado

Pese a haber sido menos conocidos, la comunidad científica ve con preocupación las cifras que se batieron en 2016. Como la registrada en el Mar de Barents (en el norte de Noruega y Rusia), donde durante el pasado agosto se registró una temperatura 11 grados centígrados por encima del promedio.

Estos picos de altas temperaturas del agua también se registraron en el mar de Chukchi de Alaska y en las aguas del oeste de Groenlandia, donde los termómetros llegaron a marcar unos 10º por encima de lo habitual.

Uno de los puntos de la Tierra más sensibles a las variaciones climáticas causadas por el calentamiento global es el Ártico. 2016 fue dramático para esa zona, ya que fue el año con menos hielo de toda la historia. No solo eso, sino que en otoño, por ejemplo, se registraron temperaturas 20 grados superiores a lo habitual.

Durante todo el año, la temperatura media de la superficie de la tierra en el Ártico fue 2º superior a la del promedio del periodo comprendido entre 1981 y 2010. Además, se ha registrado un aumento de 3.5º desde 1900.

El permafrost también está amenazado. La capa de hielo permanentemente congelada en el Ártico se está descongelando, un 20% más de lo que se calculaba en un principio. Durante 2016, se detectaron las temperaturas más elevadas en esta capa debajo de la superficie terrestre.

El año pasado “fue un año como nunca antes habíamos visto en el Ártico”, destaca Jeremy Mathis, director del programa de investigación del Ártico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA por sus siglas en inglés) y autor del informe.

Tal y como remarca Mathis, la tasa de calentamiento en el Ártico, que es el doble de rápida que en el resto del planeta, tiene importantes impactos en los ecosistemas locales, pero también impulsa el calentamiento en toda la Tierra.

Lea la noticia aquí.

Esta nota sintetiza una información de otros medios de comunicación y tiene como objetivo facilitar la labor de los periodistas y líderes de opinión de América Latina en la cobertura del cambio climático. Se sugiere acceder al medio desde el cual se reproduce la noticia para verificar los permisos de uso.

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio El radar de agosto El radar de setiembre El radar de octubre

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations