Misión a la Antártida: mujeres trabajando juntas para proteger el planeta Tierra

Los impactos del cambio climático han llegado a diversos rincones del mundo evidenciando que la actividad humana tiene consecuencias sobre aquello que no controlamos e incluso que no conocemos. La Antártida es uno de esos territorios y el derretimiento de sus capas de hielo son evidencia del calentamiento global.

(Foto: Flickr de Arnau Urgell).

Sandra Guzmán
Twitter: @san_lunag
Facebook: SandraLGuzmanLuna

La Antártida (o también denominada Antártica) es considerado el séptimo continente, cuyo vasto territorio cubierto por alrededor de 90% de hielo,  representa aproximadamente 70% del total de las reservas de agua dulce [1] del mundo, y ayuda a regular la temperatura promedio del planeta.  La Antártida no ha estado exenta de disputas, ya que diversos países (Argentina, Australia, Chile, Francia, Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda) se han adjudicado la posesión de este territorio. Actualmente varias naciones han establecido bases, la mayoría enfocados en actividad científica y militar de carácter pacífico.

No obstante, se estima que en este continente existen importantes yacimiento minerales como carbón, cobre e hidrocarburos que por las condiciones climáticas han sido difíciles de extraer. Además, la existencia del Tratado de la Antártida que data de 1959, prohibía la extracción de estos recursos por 50 años. Sin embargo y por factores ambiciosos, Estados Unidos junto a empresas petroleras, ha llevado a la exploración de hidrocarburos en el Ártico, polo opuesto, lo que mantiene a los países en alerta de que algo similar pueda ocurrir.

La temperatura promedio de la Antártida es menor a los 0° grados, pero incluso ha llegado a tener temperaturas de –89.3 grados en el año 1983, registrándose con ello la temperatura más baja de la tierra[1]. Aunque estudios señalan que entre el 80% y el 90% de la radiación que recibe es reflejada por el hielo, evitando el calentamiento de la superficie, el cambio climático y el incremento en la temperatura tienen efectos al derretir importantes capas de hielo.

Un reciente informe señaló que el derretimiento y desprendimiento de glaciares en la Antártida es inminente debido al aumento de la temperatura del planeta, lo que National Geographic llamó “el principio del fin”. Y más alarmante aún, Marten Sheffer señaló que si Groenlandia y la Antártida llegaran a descongelarse, eso generaría una grave alteración en el sistema climático produciendo temperaturas extremas en las que la vida en el planeta sería insostenible y literalmente, nos “asaríamos”.

[1] Algunas fuentes dicen 80% y otras incluso hablan del 90%

La Antártida es, por esto y por muchas cosas más, un territorio muy importante para el planeta. A diferencia del polo norte, la Antártida no cuenta con osos polares, sino con ballenas, focas, lobos marinos y pingüinos, es decir, es un territorio habitado por flora y fauna, por especies que ahora están en peligro.

(Foto: Homeward Bound Project) Los impactos del cambio climático han llegado a diversos rincones del mundo.

 

Dada la importancia de este territorio, en 2016 surge una iniciativa que busca realizar una expedición, guiada por y para mujeres. Se trata de una experiencia que tiene como objetivo empoderar a mujeres en el campo de la ciencia y fortalecer con ello el trabajo que realizan en temas de medio ambiente en general y de cambio climático en particular: el Homeward Bound Project (HBP).

Las mujeres por principios han demostrado ser más solidarias y más ocupadas con los temas de protección de la tierra y de la humanidad, su visión colectiva es una característica que debe resaltarse y apoyarse. Es así como el HBP, una iniciativa nacida en Australia, se dispone a apoyar el fortalecimiento de una red de 1000 investigadoras de todo el mundo durante 10 años, llevando a la Antártida a alrededor de 80 mujeres cada año. Con el lema, “la madre naturaleza necesita a sus hijas”, el objetivo que tiene el HBP es el de elevar la conciencia sobre los impactos que hemos generado como humanidad al planeta, y fortalecer a un centenar de mujeres en el campo de la ciencia para unir esfuerzos alrededor del mundo y seguir impulsando medidas para atender estos problemas.

(Sandra Guzmán)

 

Como la primera mexicana participando en el HBP esta experiencia representa para mi una oportunidad para conectar a las mujeres con aquello que defendemos y fortalecer nuestra lucha que muchas veces se ve obstaculizada por nuestra condición de género, de edad, y de raza.

El HBP es un esfuerzo colectivo por la equidad de género, el liderazgo de las mujeres, el aumento de la investigación en cambio climático y con ello de la protección de nuestro planeta Tierra.

 

 

 

 

Mis motivaciones:

  • Como madre la mayor motivación es mi hijo de 2 años que me recuerda todos los días lo importante que es para las futuras generaciones tener un planeta vivible y sustentable.
  • Como mexicana deseo colaborar en la lucha por la equidad de género en la práctica y apoyar a mi país que aún sufre los estragos de la violencia masculina y de una limitada y no tan reconocida participación de las mujeres en la ciencia.
  • Como latinoamericana deseo colaborar en elevar la conciencia sobre el problema del cambio climático e influir en la mejora de políticas climáticas trayendo esta experiencia práctica y conectar los impactos climáticos con la acción.
  • Como ciudadana del planeta Tierra deseo demostrar que nuestras acciones tienen impacto en otros territorios generando severos estragos y consecuencias incluso desconocidas para la humanidad.

Mis compromisos:

  • Como madre me comprometo a hacer todo lo que esté en mi poder para dejarle un mejor planeta a mi hijo, y a las generaciones presentes y futuras.
  • Me comprometo a desarrollar acciones de comunicación sobre temas de cambio climático, transición energética y empoderamiento de mujeres en cumplimiento de la agenda de desarrollo sustentable y cambio climático en México, América Latina y el mundo por los próximos 5 años con objetivos medibles.
  • Me comprometo a trabajar en el fortalecimiento del liderazgo de las mujeres en la ciencia climática y en general en la acción de protección del medio ambiente, comenzando con el lanzamiento de mi campaña DEFENSORAS con el que buscaré elevar la información de mujeres lideres y guerreras protectoras de la madre tierra.
  • Como coordinadora del GFLAC me comprometo a fortalecer el trabajo de la red para mejorar la acción en materia de financiamiento climático.
  • Como estudiante de doctorado me comprometo a fortalecer e campo de la investigación en materia de cambio climático.

 

 

El HBP necesita del apoyo de más actores para cumplir con la meta y así ayudar a hacer una diferencia. El apoyo puede darse de diversas formas, desde apoyo financiero para el proyecto, hasta difusión de información. Entre más información tengamos más impacto lograremos.

Aquí conoce al equipo 2018, mira el video del proyecto aquí.

Apoya mi Camino a la Antártida en https://www.gofundme.com/santoantarctic
Gracias a su apoyo estoy muy cerca de cumplir el objetivo.

 

 

 

Referencias:

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio El radar de agosto El radar de setiembre

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations