Recortes de Trump al estudio del clima afectarían al mundo

Expertos afirman que la tecnología e investigación climática de EE.UU. son esenciales para monitorear desastres.

(Foto: Matt Johnson)

(Foto: Matt Johnson)

“¡No es solo una cuestión estadounidense!”, advierten científicos de todos los continentes. Los recortes drásticos a los presupuestos de la investigación climática en EE.UU. afectarían al trabajo de investigadores del mundo entero.

Muchos de ellos participaron en la Marcha por la Ciencia, un movimiento lanzado en EE.UU. unos días después de la investidura del presidente Donald Trump, que siempre se ha mostrado escéptico en materia climática. Personas en ciudades como Washington, París, Tokio y Melbourne salieron a las calles.

“Los climatólogos rinden un servicio vital analizando los riesgos climáticos que pesan sobre los individuos y sobre las empresas, en EE.UU. y en el mundo”, dijo Bob Ward, del Instituto Grantham de Investigación sobre el cambio climático y el medio ambiente de Londres.

“Necesitamos tecnología e innovación estadounidense para resolver este problema”, afirma por su parte Myles Allen, jefe del programa de investigación climática en la Universidad de Oxford.

El primer proyecto presupuestario de Donald Trump, que el congreso de EE.UU. debe aún aprobar, prevé recortes inéditos para la Agencia estadounidense de Protección del Medio ambiente (-31%) y el departamento de Energía (-48% para su sector de investigación y desarrollo).

Otros dos organismos, también esenciales para el clima, están en el punto de mira: la NASA, que podría perder cuatro proyectos de observación por satélite, y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

“Estamos muy preocupados por estos recortes, que afectarían no solo a la recogida de datos sobre el clima sino también al seguimiento de la meteorología y de las catástrofes climáticas”, explica Shun Chi ming, director del Observatorio de Hong Kong.

Impacto desastroso

“El impacto pasará de ser un problema a ser un desastre”, considera el climatólogo noruego Bjørn Samset. “Utilizamos los datos climáticos estadounidenses todos los días. EE.UU., a través de sus grandes agencias y su elección de hacer públicos sus trabajos, se ha convertido para el mundo entero en el proveedor de datos de calidad y a largo plazo”, agrega.

La investigación noruega, por ejemplo, está a la vanguardia en la modelización y la comprensión de los desajustes climáticos. Pero “para esto, se necesitan observaciones a largo plazo, desde el fondo de los océanos hasta la cima de la atmósfera. Nunca un país del tamaño de Noruega podría hacerlo solo”, apunta este director de investigación en el instituto Cicero de Oslo.

La NASA podría también tener que renunciar a un plan de vigilancia de la coloración del mar. “Un programa esencial para seguir los ecosistemas marinos”, apunta Valérie Masson-Delmotte, climatóloga francesa y responsable de Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (GIEC). “Es importante para la pesca, la seguridad alimentaria, las actividades económicas”, añade.

Al ser una ciencia internacional, la mayoría de los proyectos de estudio también lo son, asociando a equipos de diferentes países y continentes. Y las investigaciones están coordinadas por el Programa Mundial de Investigación sobre el Clima, en el marco de la ONU, señala Masson-Delmotte.

Lea la noticia aquí.

Esta nota sintetiza una información de otros medios de comunicación y tiene como objetivo facilitar la labor de los periodistas y líderes de opinión de América Latina en la cobertura del cambio climático. Se sugiere acceder al medio desde el cual se reproduce la noticia para verificar los permisos de uso.

 

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations