Una cuarta parte de la Amazonía se perdería al 2020 si se sigue deforestando como ahora

Hasta el 2014 se ha perdido el 17% de bosques tropicales en Latinoamérica. La preservación de la vida, la biodiversidad y la posibilidad de hacerle frente al cambio climático se pueden ver afectados si continúa la deforestación.

(Foto: Unión Euorpea).

(Foto: Unión Euorpea).

Latinoamérica emite el 12% de gases de efecto invernadero (GEI) en el mundo y los países amazónicos pueden hacerle frente al calentamiento global por medio de la extensa cantidad de bosques tropicales que presenta, y que almacenan CO₂. Sin embargo, la deforestación es uno de los principales problemas que presenta la zona amazónica. En la actualidad, Brasil, Bolivia, Perú y Colombia son los países donde mayor tala indiscriminada existe.

Hasta el momento, 17% de la Amazonía ha sido destruida y, según el informe “State of the Amazon: Ecological Representation in Protected Areas and Indigenous Territories”, de la World Wildlife Fund, al 2020 se perdería el 25% de los bosques tropicales si se continúa en la misma línea de deforestación. Además, los pueblos indígenas en aislamiento voluntario que habitan esta zona y la biodiversidad más extensa del planeta se verían expuestos y podrían sufrir duras consecuencias.

De ConexiónCOP: La selva está perdiendo su habilidad para regular el clima

Juan Carlos Riveros, director de Conservación de WWF–Perú, lo explica sencillo: si se cortan muchos árboles, el clima local se hace más caliente y eventualmente las lluvias pararán, como está ocurriendo en Sao Paulo, Brasil, que está siendo afectado por las sequías.

“El último año en Latinoamérica hubo gran deforestación, sobre todo en Brasil, y hay que entender que cuando se protege un bosque tropical no solo le hacemos frente al cambio climático, también preservamos la vida de culturas autóctonas y cuidamos el foco de biodiversidad más importante del planeta”, resaltó.

De ConexiónCOP: Brasil: Emisiones de GEI van en un aumento

Unión Amazónica para combatir la deforestación

La región latinoamericana y el Caribe presenta una de las mayores formaciones forestales del mundo (25% junto a Europa), pero su nivel de deforestación anual (0,45%) solo es superada por África. Como resultado, se estima que la pérdida de biomasa forestal en los últimos 20 años llega al 7,85%. Así lo dio a conocer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) en su último reporte sobre la situación de los bosques en el mundo.

Para hacerle frente al calentamiento global, ocho países del bloque amazónico se han unido en “Visión Amazónica” , un proyecto que será desarrollado por Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, y con el cual se buscarán preservar los bosques tropicales y así contrarrestar el cambio climático. El programa cuenta con un monto de US$5,2 millones financiados por la Unión Europea.

De ConexiónCOP: Países latinoamericanos buscarán un acuerdo para preservar los bosques

REDD+ para aminorar el cambio climático

El Programa para la Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación REDD+ proporciona también un incentivo financiero para los gobiernos, las empresas y las comunidades con el objetivo de mantener la cobertura forestal en lugar de reducirla. Las políticas buscan no sólo aminorar las emisiones de carbono, sino también conservar la biodiversidad y la vida de las comunidades indígenas.

Uno de los proyectos piloto más importantes de REDD en Latinoamérica es el Desarrollo Sustentable de la Reserva JUMA. El área abarca una superficie de bosque de 589.612 hectáreas y anuncia que evitará la degradación de unas 366.151 hectáreas de la superficie total del bosque tropical, así como la emisión de 210’885.604 millones de toneladas de CO₂ a la atmósfera para el 2050. El proyecto promete pagar a las familias locales un monto de dinero por conservar intacto el bosque.

Rivero sostiene que es necesario alcanzar un nivel de desarrollo sustentable en los próximos años y para ello los bosques son nuestro seguro.

“Hay que avanzar hacia una economía vinculada a la tecnología y al bienestar de los individuos, como producir paneles solares, que podemos exportar con mucho valor agregado”, subrayó.

Los bosques son una de las piezas claves que tiene Latinoamérica para afrontar al cambio climático, pero hay que tener en cuenta que la tala indiscriminada no es el único problema, pues en países como Brasil, Argentina y Chile el nivel de desarrollo está haciendo que sus emisiones por industria y por consumo urbano sea más alta que la deforestación.

Este artículo ha sido concebido para ser usado libremente y su reproducción está autorizada. Los contenidos publicados en el portal ConexiónCOP son seleccionados según un criterio exclusivamente periodístico y no representan la opinión de las instituciones involucradas. Algunas imágenes y vídeos usados en los artículos pertenecen a otras entidades y están protegidas por sus normas específicas.


Datos

La deforestación en América Latina

  • En el Perú se depredan alrededor de 150.000 hectáreas de bosques al año a causa de la minería ilegal.

  • En Brasil la deforestación aumentó al 2013 en un 28% tras reportarse más de 5 mil kilómetros cuadrados de árboles talados, en gran medida, debido a la legalización de la reforma al Código Forestal. Esta autoriza que los megaproyectos invadan las áreas naturales protegidas, permitiendo la destrucción de la vegetación.

  • En Bolivia se pierden 250.000 hectáreas boscosas al año por el crecimiento de la frontera agrícola y la incineración ilegal de árboles para obtener suelos fértiles para cultivar coca.

Fuentes usadas para este artículo

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio El radar de julio

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations